Loading

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

El kiosko y las cabañas del ex alcalde

( 2009/09/08 )

Antonio Tello (Tomado de Nayarit en Línea)

Tras nueve años de carrera política, el ex regidor, ex diputado y ex presidente municipal de Ixtlán del Río, Everardo Sánchez Parra, no oculta su prosperidad y su gusto por el lujo pueblerino al concluir la construcción de una suntuosa finca de campo valuada en 7 millones de pesos.

Atrás quedó la medianía de sus años de mediocre médico general o de gris administrador de la tienda del ISSSTE, lo mejor fue meterse al “negocio de representar al pueblo y servirlo” bajo las siglas del PRI, especialmente desde la presidencia municipal de 2005 a 2008, de donde salió en medio de acusaciones de corrupción.

El predio apenas fue adquirido en 2003 y bardeado al siguiente año. Cuenta con una superficie de 8 mil metros cuadrados y está ubicado al oriente de la ciudad en la colonia Emiliano Zapata de Ixtlán del Río.

El complejo campestre de Sánchez Parra está integrado por cuatro cabañas totalmente equipadas con una recámara, sala, cocina, comedor y baño completo cada una. Al centro, el ex edil se dio el lujo de construirse su propio kiosko, desde donde se dominan las cabañas y una gran alberca de 15 por 8 metros que incluye un pequeño chapoteadero.

En el extremo sur de la propiedad, se construyó una cancha de usos múltiples, donde se puede practicar el basquetbol, volibol u futbol de salón. En el sector poniente se encuentra una amplia zona de vestidores, baños y cocina para eventos sociales. Las áreas verdes comunes disponen de caminos de piedra de laja.

No son pocos los ixtlenses que aseguran que esta casa de campo fue “la obra más importante” del trienio de Everardo Sánchez Navarro, prototipo de alcalde provincial, ineficaz y corrupto.

Buena tarea para el Organo de Fiscalización Superior.

Visitas: 1906150